sábado, 18 de julio de 2009

Disculpas



Francamente, no entiendo aún si las disculpas caben en este mundo tan saturado de... lo que sea. Las disculpas son tan grandes como la necedad humana, y tan difíciles de procrear como fácil lo es la mierda.

En el más sencillo de los planes, una disculpa puede ser una liberación del alma, un arrojo al vuelo de la libertad que no se merece. ¿Quien merece esta libertad otorgada? ¿Existe alma justa y limpia que merezca ser liberado del cruel martirio de la culpa, honestamente?

Sí, si la hay. Y es mi envidia captora lo que me hace alejarme de ese "gran premio". Un océano de crueldad, de desidia, de miseria y aborrecimiento por el universo ha cobijado mi corazón. Odio al mundo porque es feliz, porque se le ve feliz. Odio al mundo porque sí.

Te odio a tí, que te has parado a leer, pues es por tí que aún existo. Te odio pues la resonancia de mis palabras en tu mente prevalecerá después de mi muerte, y por tanto no moriré cuando mi cuerpo lo haga. Y también te odio porque si me olvidas antes que muera, mi ser habrá sollozado en vano. No eres capaz de complacerme, ni yo capaz de entenderte ni complacerte, ciertamente. No hay sentimiento alguno que sea capaz de satisfacerme, ni siquiera el más puro y melancólico dolor, ni sentimiento que sea capaz de entregarte de esa manera tan pura como me exiges.

Pero ni siquiera soy capaz de odiarte como se debe. Mañana me olvidaré del mundo, como siempre, y daré cabida a un mundo distinto, donde igualmente contribuyo a la sociedad y me siento igualmente vacío. Donde no soy capaz ni de dejar de repetir incesantemente la palabra capaz, ni de entregarme completamente a una causa, pues no estoy completo lo suficiente para querer estarlo.

La gente me mira como hombre. Pero me pregunto todos los días si me merezco tal honor de palabra. Quizá la Muerte me ayude a encontrar mi camino...

16 comentarios:

  1. No pedirè disculpas por mi desidia, puesto que no las merezco. La ùnica manera que tengo de enmendarlo es escribiendo, aunque honestamente no creo que la dama Asrham se digne siquiera en pasar por aquì. No tengo cara para pedirle disculpas y no pretendo recibirlas, pues insisto, no las merezco.

    Si alguien lee esto, capaz de entender mi idiotez, le agradezco con el poco corazòn que me queda.











    -

    ResponderEliminar
  2. Anímense exiliados que el show debe continuar, siempre disfrutando lo que se haga, cuando se haga y como se haga, un abrazo fuerte, roger

    ResponderEliminar
  3. Dime una cosa? realemente sientes lo que dices?
    perdona mi ignorancia, pero cuando estaba leyendo no era eso lo que me transmitias.
    Lo único que puedo sentir es a una persona sensible, tierna y lleno de vida, que se empeña en ver la vida en tonos grises.
    Quizá me confunda, pero me da la sensación de que no es así.
    Hombre....ummmmmm quizás, ero ante todo persona.
    Un besin de tu encantadora.

    ResponderEliminar
  4. Hooooola!!!

    Hasta que por fin actualizas este espacio!!!

    No estes triste... Me encantaría leer una vez más al muchacho loco de siempre!!!

    ResponderEliminar
  5. El vacío existencial me encanta, sobre todo cuando te lanza de ola en ola y llegas a otra ... ola.

    Un abrazo All y excelente espacio.

    María

    ResponderEliminar
  6. BESOS PARA TI Y TODO MI CARIÑO.
    DE LUZ Y OSCURIDAD ESTA HECHA LA VIDA.
    YO TE QUIERO VER FELIZ, LLENO DE VIDA.
    Un abrazo grande para ti, de tu amiga mar.
    mar

    ResponderEliminar
  7. No es la solución al caso, debemos tener miras de superación en todo momento.
    Si nos ponemos a pensar en cuánto enaltecemos la muerte más que la vida,podríamos decir que somos muertos en vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Y aqui???? nunca más???? pues que unchevere!!!!

    ResponderEliminar
  9. Palabras fuertes, que me inquietan, pero sumamente trascendentales. Dejan un sabor raro, que aun no puedo discernir.

    Espero que estes bien.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Querida Asrham, no te olvides que odiar odia cualquiera.. perdonar realmente es algo divino, el dia que perdones con perdon y sin rencores y sin mezclas raras de sentimientos añejados. No vas a darte cuenta y sin embargo la paz hará nido en tu alma.
    Hasta entonces busca el sociego como yo, mirando a la luna.. extrañar al sol.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Espero acabe la tormenta...

    Te dejo un abrazo como si fuera verdad.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡FELIZ VIDA Y FELIZ NAVIDAD!!!
    TE EXTRAÑO
    MAR

    ResponderEliminar
  13. si odias hazlo con ganas, que no hayan buenas intenciones que te lo echen a perder.

    Y no te disculpes... no hace falta.

    Ya el desgastado 2009 necesitaba relevo, que este 2010 sirva para algo mas que cambiar el calendario.

    Saludos a deshora.

    ResponderEliminar
  14. La gente me mira como hombre.. porke lo eres! y disculpa ke me ha gustado muchisimo lo ke escribes.

    ResponderEliminar